Cassette

Cassette

Un equipo de aire acondicionado y calefacción del tipo cassette, es aquel que suele estar empotrado en el techo, por regla general ocupa el espacio justo de una placa de escayola, ósea 60x60 por lo que suele ser muy utilizado en locales de pública concurrencia como, tiendas, bares, oficinas, restaurantes etc., etc.

Una de sus particularidades es que lanza el aire por cuatro zonas a la vez y retorna por el centro del mismo, aquí es donde aloja el filtro del equipo. Se puede poner en techos de hasta 4 metros de altura, gracias a su gran flujo de aire. Estos equipos de aire acondicionado no suelen ser ruidosos ya que reparten el flujo de aire por cuatro zonas y esto hace que la presión baje y a la vez el nivel sonoro.

Al igual que los demás equipos de aire acondicionado, lleva todas las opciones normales de un equipo como, velocidades de ventilación mínimas tres más la opción de automático (esta regula el caudal según las necesidades de la estancia a climatizar), posibilidad de regulación de temperatura desde 18ºC hasta 30ºC por regla general, las opciones de frio, calor, ventilación y deshumestacion.

Pasamos a hacer un breve resumen de lo mencionado:
Frio: Se utiliza el modo frio en verano, para bajar las altas temperaturas del sitio a acondicionar, la temperatura aconsejada en modo frio está entre 22ºC y 23ºC, pero el idea, aconseja 26ºC y obliga en sitios públicos lo mismo 26ºC.
Modo Calor: Se utiliza en la estación de invierno para combatir las gélidas temperaturas que suele haber, la temperatura aconsejada en esta estación es de 23ºC, pero al igual que en verano el IDAE aconseja máximo 21ºC y en locales públicos obliga esta misma temperatura. Ventilación: Como su nombre indica solo hace el efecto de ventilador, con lo cual solo crea una corriente de aire en la estancia, esta también se puede regular con la opción de velocidad de ventilación.
Deshumestacion: Esta opción esta creada para quitarle la humedad al aire ambiente haciendo pasar el aire ambiente por la batería interior y al bajarle repentinamente la temperatura, conseguimos subir la humedad de las moléculas del aire hasta llegar a la saturación y seguidamente pasamos a la temperatura de roció y después al volver al ambiente sube la temperatura pero la humedad baja.